¿Qué es la AMEU?

AMEU refiere, por sus siglas, al método de aspiración manual endouterina, el cual se utiliza para realizar de manera segura un aborto, sobre todo cuando se han excedido los 7 meses de gestación.

Se trata de un procedimiento avalado por la Organización Mundial de la Salud (OMS) para efectuar una interrupción legal del embarazo (ILE), esto gracias a que no representa los mismos riesgos que otras operaciones para el mismo fin, como el legrado, el cual conlleva mayores complicaciones en caso de mala praxis médica.

¿Cómo se realiza?

El AMEU se realiza utilizando instrumental poco invasivo que, con la ayuda de algunos medicamentos dilatadores del útero, aseguran que el ginecólogo pueda extraer por la vagina todo tejido derivado del embarazo. Los pasos que se siguen para esto son:

  1. Se hace una consulta para determinar el tiempo de gestación y la salud de la paciente para cerciorarse de que es el método ILE más conveniente.
  2. Se administran fármacos que promueven la dilatación del cuello uterino para dar paso al instrumental fácilmente.
  3. Debido a que se presentan dolores durante la intervención, suele aplicarse anestesia local para evitar que la situación sea demasiado dolorosa y traumática, e incluso podría ser precisa anestesia general si la paciente está muy nerviosa o presenta un grado alto de ansiedad.
  4. Por medio de una cánula plástica flexible introducida por la vagina, el ginecólogo o el personal capacitado para este procedimiento succiona el tejido gestacional.
  5. Se hace una exploración final con el aparato de ultrasonido para comprobar que todo se ha ejecutado correctamente y que no hay ninguna situación inusual.

¿Cómo cuidarse tras este procedimiento?

Inmediatamente después de que se ha practicado la AMEU se permite a la paciente que se recupere en una sala de espera de la misma clínica de aborto, esto para descartar complicaciones que imprevistas tras la exploración final con el ultrasonido y también para dar oportunidad de que pase por completo el efecto adormecedor de la anestesia.

Aunque se trata de un método muy efectivo y seguro, se recomienda acudir a una cita de seguimiento posterior para dar la certeza de que no existen anomalías y dar por terminada la intervención.

En la Ciudad de México, existen diversas clínicas ILE certificadas que brindan este y otros servicios para abortar a todas las mujeres que acudan a ellos, sin importar si son residentes o no de la entidad. Recuerda que lo mejor estar bien informada y no recurrir nunca a clínicas clandestinas.

Esta entrada fue publicada en Aborto Inducido. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario