No sabíamos del embarazo, no queríamos abortar

Tengo 19 años y una historia terrible a cuestas; siempre creí que el aborto era un tema horrible, ni siquiera me interesaba leer sobre él o saber dónde había clínicas en mi ciudad, nunca pensé que me fuera a pasar a mi.

Fue hace casi un año, con quien había sido mi novio desde la secundaria (4 años y dos meses), quien en un principio fuera el chico más cariñoso y tierno de la escuela se convirtió en celoso y manipulador cuando comenzaba mis estudios universitarios. Todo se volvió discusión, no le gustaba mi carrera ni mis nuevos amigos, nunca entendió que a pesar de todo yo lo amaba y me gustaba mucho estar con él, aunque me hiciera sentir pésimo la mayor parte del tiempo. Jugábamos al gato y al ratón y yo siempre acababa acorralada.

Desde hacía dos años antes, teníamos una vida sexual activa y habíamos logrado no tener sustos, nos cuidábamos porque queríamos terminar la carrera y viajar juntos, tener un trabajo espectacular y una vida de lujos, como la que nuestros papás no nos habían podido dar. Por eso fue que nunca me di cuenta de mi embarazo… por las pastillas anticonceptivas era común que no me llegara el periodo, así que no me espantaba tener casi más de dos meses sin sangrado.

Total que una tarde de noviembre un compañero y yo hacíamos un trabajo de equipo y él me llevó a casa, cuando nos despedíamos llegó quien fuera el amor de mi vida una vez y empezó a actuar como loco, le dijo al chico que me acompañaba que se largara, que yo era suya, que nunca más se me acercara. No llegaron a los golpes porque él se fue, pero tal vez hubiera sido lo mejor, ya que mi novio la tomó contra mí e hizo lo que nunca antes había hecho: me golpeó.

En casa mis papás nunca me habían golpeado, o sea sí una nalgada, pero nunca había recibido una bofetada, ni un puñetazo, ni una patada; el miedo me paralizó y quedé inmóvil hasta que mis vecinos lo detuvieron. No sentía dolor, solo miedo, no me di cuenta de que llegó una patrulla y una ambulancia, tampoco escuché las preguntas del paramédico, no recuerdo nada, sólo sé que desperté en una cama de hospital y que mi mamá, llorosa, me informó que en mi cuerpo hubo vida y que se acabó por los celos injustificados.

Me ha costado bastante recuperarme del shock de todo lo que pasó, dejar a mi ex novio fue como dejar el crack… doloroso, duro, tortuoso, pero la mejor decisión de toda mi vida. Espero algún día cumplir mis sueños de una profesión que me permita viajar y tener una pareja que me comprenda y que nunca se atreva a hacer algo que pueda lastimarme.

Esta entrada fue publicada en Aborto Espontáneo. Guarda el enlace permanente.

Una Respuesta a No sabíamos del embarazo, no queríamos abortar

  1. Alexandra dijo:

    Linda lamento mucho lo que te sucedió, pero como ahora sabes ese hombre (Si se le puede llamar asi) no era para ti, a veces hay que tocar fondo para salir del hoyo. De corazón deseo que cumplas tus metas y que dios te ayude .

Deja un comentario