Dos hijos y un aborto

Suelo contar mi aborto como si fuera un hijo más, no se si sea lo mejor pero se que lo hago y me hace sentir que también fue parte importante de mi vida. Siempre he pensado que a los hijos se les quiere desde que están en el papá; si no puedes ver en el hombre a un papá, creo yo que no es el indicado.

Tengo dos hijos, los amo y los amé desde que los vi en el padre, pero el tiempo pasó y las cosas cambiaron, el cambiaba mucho de trabajos y en una de esas encontró a alguien que tal vez sí era mejor que yo, tal vez solo era diferente, el caso es que el ya había cambiado tanto para ese entonces que cuando me dijo que me iba a dejar no me dolió tanto, vi en ese hombre que se alejaba a otra persona, no al papá de mis hijos.

Yo intenté seguir mi vida romántica sin apresurarla pero sin negarla hasta que un día me pasó algo terrible. Estando con un pretendiente que no me gustaba tanto, fuimos a su casa a tomar unas cervezas y un vino, me caía bien pero no era una persona con la que yo quisiera estar. Con el paso de los tragos el empezó a acercarse cada vez más, yo cometí el error de no detenerlo; no me forzó porque no me resistí, pero la verdad es que no quería, solo quería terminar con el asunto e irme a mi casa a dormir.

Cuando se quedó dormido me fui a mi casa y al otro día compré las pastillas del día siguiente, pero no me sirvieron, no se por qué, me las tomé menos de 24 horas después de lo sucedido. Yo no concebía la idea de tener un hijo así, con alguien que no te gusta después de una noche de solamente arrepentimiento así que fui por la pastilla para abortar.

Lo hice en casa, yo sola porque no quería que nadie se enterara, encargué a mis hijos y me las tomé. Me dolió, el sangrado me duró 12 días, me dijeron que mientras no fuera muy abundante podía ser normal. Esperé a que pasara y me hice una ecografía, ya no tenía nada.

A pesar de haber decidido no tener a ese bebé, siento que me enseñó mucho sobre mí misma, hoy en día lo cuento como otro embarazo como si hubiese sido a término; no me siento bien de haber abortado, pero me sentiría peor de haberlo tenido.

Esta entrada fue publicada en Aborto Inducido. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario